jueves, 3 de julio de 2014

HIMNO AL MAESTRO PARAGUAYO

Entonemos un himno sonoro
con vibrante, entusiasta fervor,
a quien da generoso el tesoro
de virtud, ciencias, arte y amor.
Al maestro abnegado y valiente
que abre el alma del brillo a la luz,
cual apóstol sublime, eficiente,
y paga su alma con ansias de cruz.
Salve maestro, bendito seas,
sembrando ideas vas por doquier.
Tuyo es el auro de la victoria
y la gloria que brinda el saber.