jueves, 16 de agosto de 2018

RECUERDO DE LA BENDICIÓN DEL CRISTO DE LOS DOLORES DE FUENGIROLA



ESTAMPA REGINA MARTYRUM (en italiano)



¡QUÉ BUENO ES SALUDAR!

Un hombre trabajaba en un almacén frigorífico. Un día, cuando terminó su horario de trabajo, fue a una de las cámaras frigoríficas para hacer una inspección de última hora, pero por una fatalidad la puerta se cerró y quedó encerrado.
Aunque gritó y golpeó en la puerta con todas sus fuerzas nadie lo oyó. La mayoría de los trabajadores ya se habían ido y era imposible oír los gritos salidos de dentro de la cámara.
Tres horas más tarde, cuando el hombre ya estaba al borde de la muerte, alguien abrió la puerta. Era el guardia de seguridad quien le salvó la vida.
Después de recuperarse el hombre preguntó a su salvador cómo fue posible que pasara por allí y abriera la puerta, cuando eso no formaba parte de la rutina de su trabajo. El guardia de seguridad explicó:
- Trabajo en esta empresa desde hace 35 años. Centenares de trabajadores entran y salen todos los días, pero usted es el único que me saluda por la mañana y se despide de mí por la tarde. Los demás me tratan como si yo fuese invisible. Hoy, como todos los días, me dijo "hola" en la entrada, pero no oí su "hasta mañana". Espero su "hola" y su "hasta mañana" todos los días. Para usted yo soy alguien. Al no oír su despedida sabía que algo podía haber pasado...

Reflexión: Seamos humildes y amemos al prójimo. Demos siempre muestras de atención, respeto, piedad, perdón, paciencia, aprecio, gratitud, amor... 

NUESTRO GRAN AMOR (Cuco Sánchez)

Como el sol le hace falta a la luna,
pues sin él no podría darnos luz,
como el aire hace falta en el mundo,
así me haces falta tú.


Si algún día quisieras dejarme,
por mi madre que no iba a saber
ni pensar, ni morir, ni vivir,
mucho menos llorar o reír.
¿Cuándo has visto llorar a las piedras?
¿Cuándo has visto resecarse el mar?
Dime tú qué hay eterno en el mundo.
No más nuestro amor y ya.
Golondrinas, cenzontles, jilgueros,
vengan todos que hoy van a escuchar
la canción más hermosa del mundo,
que es la risa de quien quiero más.

lunes, 13 de agosto de 2018

ESTAMPA MARÍA INMACULADA



LA PRIMERA COMUNIÓN DE JAVIER

El padre del pequeño Javier había sido siempre un hombre extraño y descreído. Solo así se explica que cuando el profesor de la escuela donde asistía el muchacho le mandó una nota comunicándole que dentro de aquel mes Javier debería hacer la Primera Comunión, frunciera las cejas y respondiera de mal talante:
- Eso de la religión es para los ricos. El día que la haga no contéis conmigo.
Su esposa intentó convencerlo:
- No digas disparates, hombre. ¿qué culpa tiene la pobre criatura de que tú tengas estas ideas?
Pero él no quiso ceder.
- No. Si no me convencerás por más que insistas. Cuando yo digo una cosa ya sabes que la cumplo. ¡He dicho que no iré, y no iré!
La madre procuró cambiar de conversación y lo encomendó todo a la voluntad de Dios.
Tres días faltaban para la fecha de la Primera Comunión y el pobre no tenía ni zapatos para estrenar. Pero tampoco le hacían falta. La noche anterior se había acostado con mucha fiebre y el médico que acudió a visitarle había diagnosticado tifus. Fue un terrible golpe para los padres, que no pudieron ocultar su consternación al enfermo. Este comprendió el dolor de sus padres y quiso animarlos:
- No lloréis... que yo estoy muy contento... Ahora recibiré a Nuestro Señor..., y después volaré al cielo...
El padre inclinaba la cabeza, humillado, vencido. Había dicho que no acompañaría a su hijo en su Primera Comunión, y ahora Dios quería que estuviera presente. ¡Y en qué circunstancias! Arrodillado a los pies de la cama pedía perdón a Dios con estas palabras:
- Señor, perdóname... Devuelve la salud a mi hijo... Sin él moriría yo también.
Y el buen Jesús le escuchó. Javier, que llegó a las puertas de la muerte, después de recibir el Viático inició una ligera mejoría que fue aumentando hasta recobrar por completo la salud. Y una radiante mañana del mes de junio el niño celebró su solemne Primera Comunión.
- Hoy es el día más feliz de mi vida -murmuró su padre arrodillado frente al altar. Su esposa, por toda respuesta, se secó unas lágrimas de doble alegría.

(Publicado en la revista TBO el 18 de junio de 1965)

domingo, 12 de agosto de 2018

DOCE FORMAS EN LAS QUE EL DEMONIO SE METE EN NUESTRA VIDA

1.- Los horóscopos

Cada día aseguran lo que sucederá en nuestra vida de acuerdo a nuestro signo zodiacal y muchas personas lo consultan y creen en sus predicciones. Está mal hacerlo porque afirman tener el poder de conocer el futuro, algo que solo pertenece a Dios.
Por ello, creer en los horóscopos atenta contra el primer Mandamiento: "Amarás a Dios sobre todas las cosas", porque no estamos confiando en Él ni en los maravillosos planes que tiene para cada uno de sus hijos.

2.- Los médiums 

Son personas que dicen tener el don de la clarividencia y que a través de su sensibilidad paranormal pueden servir de mediadores para comunicarse con los espíritus.
"No haya en medio de ti quien haga pasar por el fuego a su hijo o a su hija, ni quien se dé a la adivinación, ni a la magia, ni a hechicerías y encantamientos; ni quien consulte a encantadores, ni a espíritus, ni a adivinos, ni pregunte a los muertos. Es abominación ante Yavé cualquiera que esto hace" (Deuteronomio 18, 10-11).
Los médiums y sus semejantes son, en su mayoría, estafadores, y obtienen su poder del demonio.

3.- Desear que alguien se vaya al infierno

Todos hemos escuchado decir alguna vez "que arda en el infierno" o "vete al infierno", por ejemplo referido a asesinos, violadores, corruptores de menores... Pero hay que reflexionar sobre esto. El demonio quiere que las almas pasen la eternidad en el infierno. A pesar de lo horrible que pueda ser esa persona, nunca debemos desear la condenación de nadie porque estamos poniéndonos del lado de Satanás y enfrentándonos a la voluntad de Dios, quien desea que todos se salven y estén con Él en el Cielo.

4.- Las supersticiones

Hay católicos que creen en las supersticiones, como tocar madera, cruzar los dedos, que se caiga la sal...
Pueden parecer cosas inofensivas -como tener amuletos de buena suerte o patas de conejo- pero en verdad estamos buscando poderes que no son de Dios. En vez de tocar madera o pedir un deseo, hagamos una oración.

5.- Adivinar el futuro 

Podemos encontrar personas que dicen adivinar el futuro leyendo la mano o echando las cartas del tarot. Al escuchar sus predicciones -que en ocasiones son ciertas- estamos dejando entrar al demonio en nuestra vida, porque ese poder no viene de Dios.
Y no nos dejemos engañar por alguien que quiere adivinar nuestro futuro usando una cruz, un rosario o algún otro símbolo cristiano.

6. No perdonar 

Jesús repitió en diversas ocasiones la importancia de perdonarnos los unos a los otros. Eso no significa que estemos obligados a ser amigo de una persona.
Orar por alguien y dejar ir el rencor y la ira con el auxilio de Dios ayuda a que sanemos nuestras heridas. No querer perdonar es apoyar al demonio e ir contra la voluntad divina.

7. La pornografía

Incluso dentro del matrimonio, la pornografía es una forma de maldad que está muy enraizada en nuestra cultura. Los frutos que conlleva esta dependencia son desastrosos y el alcance de violencia que engendra son desbordantes.

8. La ouija

Este juego consiste en poner las manos sobre una pequeña plataforma que se desplaza lentamente sobre un tablero movida por alguna fuerza misteriosa. El tablero tiene letras y números y los jugadores esperan respuesta a sus preguntas. La "diversión" consiste en la curiosidad y el misterio de comunicarse con algún espíritu que revela secretos, y cuanto más parezca funcionar más atrae y ata hasta convertirse en una obsesión. Muchas veces esta práctica se inicia con intención de contactar con un ser querido que ya no está. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos detrás de este fenómeno están las fuerzas del mal que ocasionan daños irreparables a los que participan.

9. La alimentación desordenada

Alimentarse no es pecado, pero la alimentación desordenada es el principio de muchos pecados mayores.
Una alimentación desordenada, descontrolada, excesiva, en el fondo es producto de un deseo no regulado por la razón. Si no somos capaces de dominar ese simple deseo, ¿cómo podremos vencer otros deseos desordenados mayores?
Vencer la gula es cerrar la puerta a multitud de pecados.

10. El desmedido amor al dinero

Aspirar a bienes materiales obtenidos legítimamente es bueno. Dios no se molesta si fruto de nuestros talentos y nuestro esfuerzo conseguimos progresar económicamente. El problema surge cuando el dinero se convierte en el centro de nuestra vida, cuando el centro de nuestra vida debería ser Dios.
Convirtiendo el dinero en el centro de nuestra vida le estamos abriendo las puertas a muchos pecados: robos, asesinatos, corrupción, narcotráfico, etc.
Busquemos el progreso económico, pero que eso nunca se convierta en el centro de nuestra vida.

11. La ociosidad

¡Cuánto bien podríamos estar haciendo si no fuera la desgana, el desinterés, los pretextos! El demonio se complace cuando una persona es ociosa y no es capaz de hacer pequeños sacrificios por su propio bien, el de su prójimo o por amor a Dios.
¡Dejemos la pereza y trabajemos por el Reino de los cielos!

12. Creer que estamos por encima de los demás

Dios nos ha creado a todos iguales ante sus ojos. Valemos lo mismo que cualquier otra persona, aunque hayamos conseguido reconocimientos, logros o dinero. Por eso no debemos sentirnos superiores a nadie. Si en algún momento sentimos eso, le estamos abriendo las puertas al enemigo con nuestra soberbia.

sábado, 11 de agosto de 2018

ORACIÓN DE PROTECCIÓN PARA DORMIR TRANQUILO Y FELIZ

Bendito amado Jesús, en esta noche vengo a tu presencia para que me des un buen tiempo de descanso y podamos concebir un sueño tranquilo y reparador. Te pido que me protejas mientras descanso y que mientras sueñe no existan dolores ni insomnio.
Señor, te suplico por mi vida y por las de mis familiares y que siempre nos tomes de tus manos para nunca apartarnos de tu camino. Dame la fuerza de voluntad para no caer en ninguna tentación.
Padre, Tú eres el lugar más seguro y por eso quiero caminar contigo a tu lado todos los días. Tú eres mi amigo fiel, quien está siempre a mi lado en los momentos buenos y en los malos.
Ayúdame a superar cada prueba con fe, y que me llenes de sabiduría para comprender tus designios y ejercer tus planes, porque tus planes son perfectos, bendito Dios. Permíteme ser un instrumento de tus planes y llevar tu palabra a cada rincón de este planeta.
Gracias por suplir siempre lo necesario en mi hogar y por ayudarme a resolver cada uno de los problemas que se me presenta en el camino. Señor, pongo mi confianza en Ti y en que Tú abrirás las puertas de los cielos para llenar de bendiciones mi hogar.
Señor, gracias por esta noche de descanso, porque hoy fue un día en el que se cerraron puertas y se abrieron otras. En esta noche duermo tranquilo y en paz porque Tú estás conmigo y me das aliento y protección. Te ruego que nos cuides en esta casa y que tus ángeles sean nuestros protectores alrededor. Amén.

Haz esta oración con fe y esperanza, te permitirá estar más cerca de Dios. Dale las gracias por todas las bendiciones que te han pasado. Pídele que esté protegiendo tu vida y la de aquellos que amas, y ayúdales a alcanzar sus más grandes deseos.

UNA HERMOSA ORACIÓN

Cuando despiertes di "Jesús te amo". 
Cuando salgas de tu casa di: "Jesús ven conmigo".
Cuando sientas ganas de llorar di: "Jesús abrázame".
Cuando te sientas feliz di "Jesús te adoro".
Cuando hagas cualquier cosa di: "Jesús ayúdame".
Cuando cometas un error di: "Jesús perdóname".
Cuando te sientas protegido di: "Jesús gracias".
Cuando te vayas a dormir di: "Jesús cúbreme con tu divino manto".

ORACIÓN DE LA NOCHE (8)

Amado Dios, en esta noche te doy las gracias por este maravilloso día que me regalaste. Señor, gracias por haber derramado tu Sangre para darme la salvación y la vida eterna. Hoy que recuerdo el día de tu sacrificio te pido que cubras a mi familia y que nos permitas caminar siempre de tu mano. Nunca te apartes de mi hogar y llénanos de tu gran Amor. En el nombre de Jesús. Amén.

BENDICIÓN DE SANTA CLARA DE ASÍS

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Que el Señor te bendiga, te guarde, te muestre su rostro, vuelva su rostro hacia ti y te dé su misericordia y su paz.
Yo, Clara, sierva de Cristo, humilde planta de nuestro santo padre Francisco, ruego a nuestro Señor Jesucristo por su misericordia, por la intercesión de su santísima madre María, del bendito arcángel Miguel y de todos los santos de Dios, para que el mismo Padre Celestial te dé y te confirme esta santa bendición en el cielo y en la tierra.
Sed siempre amantes de Dios y de sus almas y estad siempre listos para observar lo que han prometido al Señor.
Que el Señor siempre esté contigo, y te tenga siempre con Él a su lado. Amén.

ESTAMPA CRISTO DEL HUMILLADERO



jueves, 9 de agosto de 2018

ORACIÓN DEL SILENCIO

Silencio que no comprendo, pero respeto y que en silencio guardo con tantas lágrimas por cerrarme a entender que Tú también hablas en cada silencio.
Enséñame a ser espacio infinito donde tu silencio sea vida; descúbreme la belleza de buscarte en el Cielo aun sin palabras, mas mirándote y dejándote
ser mi eternidad, mi todo y mi cielo.
Señor del silencio, del sin tiempo y de lo  eterno; hazme gustar de las esperas y del saber que en este silencio Tú no dejas de escucharme y prestarte a cada grito de amor que desde mi corazón sin cesar a Ti se eleva.
Guarda mis palabras en la profundidad de tu pecho y hazme sentir la paz infinita de saberte amar en el silencio. Silencio de Amor que brota de tu Corazón abierto.
Sé mi compañero en las noches oscuras donde solo siento el latir acompasado de mi corazón sin sosiego que busca un poco de paz refugiándose en tu Corazón que arde de amor eterno.
Enséñame tus tiempos, hazme amar tus silencios, que comprenda día a día que los que en verdad se aman solo hablan con el silencio. Sé mi consejero, hoy, aquí... en este silencio, para que no me aturdan los días, ni muera de frío creyendo que no estás conmigo.
Ven, Amigo, abrázame con prisa, pues de frío y dolor mi alma te necesita. Arrúllame con ternura melodía de paz... que aunque será silencio, mi corazón la entenderá, pues habla de Amor que es eterno. El Amado de mi Alma.

ORACIÓN A LA VIRGEN PARA LUCHAR CONTRA EL ABORTO

Oh María, Madre de Jesús y Madre de todos nosotros, nos dirigimos a ti como aquella quien dijo "SÍ" a la vida.
"Tú concebirás y darás a luz un hijo" te dijo el ángel. A pesar de la sorpresa y la incertidumbre acerca de cómo podría ser esto, dijiste que SÍ. "Hágase en mí según tu palabra".
Oh María, oramos hoy por todas las madres que tienen miedo de ser madres. Oramos por aquellos que se sienten amenazados y abrumados por el embarazo.
Intercede por ellos, para que Dios les dé la gracia de decir que SÍ y el valor para continuar.
Que tengan la gracia de rechazar la falsa solución del aborto.
Que puedan ellos decir contigo: "Hágase en mí según tu palabra".

miércoles, 8 de agosto de 2018

ENTRE CIPRESES (Juan de Dios Peza)

Estaba la luna en llena,
brillando en mitad del cielo,
clara, transparente, hermosa,
pues era luna de enero.
Íbamos los dos del brazo,
pensativos y en silencio,
caminando lentamente
por el campo de los muertos.
Resaltaba la blancura
de su rostro dulce y bello,
con los luminosos rayos
del astro de los misterios.
Sobre una lápida blanca
tomamos los dos asientos,
y al punto nos sorprendimos
al verla, los dos a un tiempo.
¡Mi nombre! dijo asustada;
¡tu nombre! repuse trémulo,
y dos lágrimas brillantes
sus ojos humedecieron.
Después, mirándome atenta,
con tristeza sonriendo,
me dijo con voz tan honda
que me desgarraba el pecho:
- ¡Qué breve es la humana vida!
¡Qué rápido pasa el tiempo!
Tú que tanto me comprendes,
¿me olvidarás si me muero?
Iba a responderle y vino
una ráfaga de viento
sutil, penetrante, helado,
aire de noche de invierno.
Y cubrió con hojas secas
nuestro funerario asiento...
- ¿No ves -agregó- estas hojas
que del árbol se cayeron?
Cubren hasta el pobre nombre
del abandonado muerto.
¿Me borraré en tu memoria
después de que corra el tiempo?
¿Darás a otra tu cariño?
¿Me olvidarás si me muero?
- ¿Olvidarte? ¡No! Más fácil
será que calle en mi pecho
este corazón, esclavo
de tus nobles sentimientos.
- ¿Quién dormirá en esta tumba?
agregó con triste acento;
ninguno le pone flores,
nadie le da sus recuerdos.
No quiero dormir tan sola:
¡Ay! si mañana me muero
una corona y tu nombre
entre sus ropas impreso,
de tu amor en testimonio
pondrás en mi último lecho.
Y juntos, los dos, del brazo,
pensativos y en silencio,
sin poder en ese instante
cambiar amorosos besos,
mirando las blancas piedras,
los altos cipreses negros,
las amarillentas cruces,
las estatuas como espectros,
sin decir una palabra
salimos del cementerio. 

CUATRO AVISOS DE SAN IGNACIO

1º) Ten, en cuanto puedas, tu corazón en Dios y Dios en tu corazón, pensando continuamente en Él.
2º) La santísima voluntad de Dios sea el centro de todos tus deseos y el principio de todas tus acciones.
3º) No pierdas nunca a Dios de vista tanto en público como privadamente.
4º) La vida de Jesucristo sea tu modelo en todo lugar y en cualquier estado en que te encuentres.

OBLIGACIONES DE LAS VIUDAS (SEGÚN SAN ANTONIO MARÍA CLARET EN 1846)

1. Ser ejemplo de virtud para las doncellas y casadas.
2. Amiga del retiro.
3. Enemiga de la ociosidad.
4. Amante de la mortificación.
5. Dada a la oración.
6. Celosa de su buen nombre.

(Del libro "Camino recto y seguro para llegar al cielo").

OBLIGACIONES DE LOS COMERCIANTES (SEGÚN SAN ANTONIO MARÍA CLARET EN 1846)

1. Contentarse con una ganancia moderada.
2. Dar a todos lo justo en peso y medida.
3. No falsificar la mercancía.
4. No apoderarse de todo un género, ocasionando la miseria al pueblo.
5. Abstenerse de toda especie de fraude o engaño.
6. Ser caritativo con los pobres.

(Del libro "Camino recto y seguro para llegar al cielo").