jueves, 4 de enero de 2018

PERDÓN, SEÑOR

Por nosotros que decimos y no hacemos,
que hablamos y no vivimos,
que pedimos y no damos,
que nos gustan "tus cosas"
pero no nos comprometemos,
que decimos serte fieles
y muchas veces te olvidamos,
que queremos servirte
y se nos ha olvidado lo que es servir,
que queremos ser los primeros en todo
y nos olvidamos de los otros.
Hoy, desde lo hondo de mi pequeñez,
elevo a Ti mi oración, suplicándote...
¡perdón, Señor, perdón!