martes, 23 de julio de 2013

BENDICIÓN DE MARÍA AUXILIADORA


Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
Que hizo el cielo y la tierra.
(Ave María)

Bajo tu protección nos acogemos, santa Madre de Dios: no rechaces nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita.

María, Auxilio de los Cristianos.
Ruega por nosotros.
Señor, escucha nuestra oración.
Y llegue a Ti nuestro clamor.
El Señor esté con vosotros.
Y con tu espíritu.

                                                   OREMOS

Dios todopoderoso y eterno, con la ayuda del Espíritu Santo preparaste el cuerpo y el alma de María, la Virgen Madre, para ser digna morada de tu Hijo; al recordarla con alegría, líbranos, por su intercesión, de los males presentes y de la muerte eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.